miércoles, 23 de noviembre de 2011

Baños Sudafricanos

Ante la aclamación del público más fiel, aquí os publico mis impresiones sobre los baños sudafricanos, como siempre os diré que yo no lo busco... solo me lo encuentro.

* Urinario de pie en el restaurante de Jeffreys Bay... no entendí muy bien la utilidad, será solo para refrigerar a los negros?

Urinario fresquito??
 
* Incluyo en este apartado un fregadero que encontramos en la sala de espera del aeropuerto de Nelspruit, con agua y todo!

Lavando la manzana de la merienda...
* Por último aunque no tengo foto, estuve en un baño de diseño (los sudafricanos para algunas cosas están muy avanzados) que tenía jabón en tres texturas diferentes: gel, espuma y spray !!! todo en un metro cuadrado! impresionante!

Incidente N-1

Hoy ha ocurrido la primera fatalidad del viaje, primero se me ha roto una esquina de la tarjeta de crédito, la llevaba en el bolsillo metida y de tanto entrar y salir en el coche en algún momento la he partido....?

A pesar de eso he podido pagar la comida sin la esquina de la banda magnética porque el chip estaba intacto...? cosa que también me ha sorprendido, porque para la camarera parecía lo más normal del mundo...?

Al poder pagar en la maquina me he venido arriba y he metido la tarjeta en un cajero que pensaba que también leía el chip y en un abrir y cerrar de ojos se la ha tragado, vaya cara de tonto se me ha quedado, todavía estoy esperando a que salga...

Mañana iremos a primera hora al banco a ver si la rescatan y sino la anularé y pasaré a usar la primera reserva (menos mal que traje 3...).

Esto me queda de la tarjeta :(

martes, 22 de noviembre de 2011

Drakengsberg Mountains

Retomo el relato del viaje donde lo dejé en el aeropuerto de Nelspruit (Mpumulanga) para viajar a Durban; hoy 22 de Noviembre estamos ya en Cape Town (Ciudad del Cabo) pero entre tramos de conducción y falta de conexión no he podido poner al día el blog (y que tenía cosas mejores que hacer por supuesto...).

Como decía, volamos de Nelspruit a Durban para ahorrarnos unos cuantos kilómetros de coche y disfrutar de las montañas Drakensberg y su famosa Cascada Tugela. Llegamos a Durban de noche y bajo una fuerte lluvia que acompañó las 3 horas de conducción hasta el Amphiteatre, el Backpacker elegido como centro de operaciones para la zona.

El camino se hizo larguísimo por el tráfico de camiones, la lluvia, y conducir por la izquierda y las obras en la carretera que nos hicieron pasar las ruedas por el barro un par de ocasiones, pero al final llegamos con unas ganas de ir a dormir y dejar todo para el día siguiente... pero la responsable del alojamiento se empeño en contarnos la historia del local y como funcionaba todo, así que toco escuchar....

La idea es que ellos te venden unas excursiones como únicas y que solo las puedes hacer con ellos, entonces empiezan a contarte lo dificil que puede ser ir solo y lo arriesgado del camino total que no te da ni un mapa para lograr que te unas a la comitiva del viaje.

Lo más gracioso es que al hablar hacía un ruido con la boca (como cuando golpeas la lengua con la mandíbula inferior) cada vez que podía revelarnos un nombre o pista de por donde se iba a esos lugares tan secretos; algo así: "el camino son 6 horas subiendo pero nosotros cogemos una ruta desde "tlack" y subimos a "tlack" para hacer la ruta en 2 horas y ver la cascada de "tlack" y la cima de "tlack", total que entre el sueño y la desinformación nos apuntamos a la excursión a la cascada Tugela, (la segunda más alta del mundo: 1000 metros) y que resultó que no tenía agua mizería!!). Eso si nos hemos reído 10 días de la conversación.

La verdad que la caminata hasta la cascada es espectacular; pero vamos que el que quiera ir algún día, como os podéis imaginar, no tiene nada de secreto. Fueron unas dos horas de ascenso y otras dos para bajar, con dos pasos complicados uno subiendo los últimos 500 metros del tirón entre rocas desprendidas y otro bajando por unas escaleras de gato los primeros 30 metros.

Para Eneritz fue la mayor gimnasia de su vida..., pero se comportó muy bien a pesar de ser el rival mas débil del grupo dejó atrás a una francesa y una holandesa en la subida y se lanzó escaleras abajo como si bajase de Iberdrola todos los días por unas escaleras así.

De la zona quisimos visitar un poblado Zulú que no encontramos y terminamos en Durban donde paseamos por la playa y el puerto para reponer fuerzas antes de volar de madrugada hasta Port Elizabeth.

Espectacular Drakensberg

Allez allez!! el rival más fuerte
Menos mal que se quitó la niebla después del bocadillo, después de tanto esfuerzo...

Ya pongo el agua yo, que soy de Bilbao

Vaya acojono...

Aparheid

Heidi y Pedro volviendo a casa
Cabañita backpacker, feliz por mi cesto de ropa limpita

Recibimiento en las gasolineras, Alonso no sabe que es esto ya...

Este pequeño saltamontes aguantó 300Km en esa posición!

Durban, vista del estadio de semifinales del mundial al fondo (da mucho juego hablar del mundial con los locales)

Ruta de la segunda etapa
 

viernes, 18 de noviembre de 2011

Mpumalanga


Mpumalanga significa en el idioma zulú, donde sale el sol, y así se llama la región más al Este de Sudáfrica; y que os sonará por su atracción más conocida el Parque Kruger donde comienza el relato de mis aventuras por África.

El 10 de Noviembre cerca del mediodía por fin se produjo el reencuentro, las puertas de llegadas se abrieron y el abrazo está vez fue de verdad; ya reencontrados una vez más, alquilamos un minicoche con el que visitaríamos el Mpumalanga. La primera noche la pasamos en una cabaña a las puertas del parque Kruger en Hazyview, primera experiencia para Eneritz de dormir entre sapos (yo en el campo 6 ya aprendí de sobra el ruido que pueden llegar a meter).

A la mañana siguiente entramos en el parque para hacer los 30 kilómetros que nos separaban del campamento Skukuza donde pasaríamos la siguiente noche, tardamos cerca de 4 horas en recorrer esa distancia porque el camino se convirtió en todo un safari particular, es que era de risa en nuestro micromachine de coche viendo de todo, mientras la gente iba en super autobuses, menos mal que no sufrimos ningún ataque... así vimos jirafas, cebras, antilopes, y en un pequeño lago un grupo de hipopótamos; seguimos el camino para encontrarnos con un leopardo y una manada de búfalos (primeros de los 5 grandes como se conocen al León, Rinoceronte, Leopardo, Búfalo y Elefante). El resto de la ruta siguió repitiéndose el paisaje de arbustos e impalas por todas partes, hasta que nos encontramos con un grupo de elefantes, a mi era el animal que más ilusión me hacía ver, porque nunca fui al circo de pequeño...

Ya en el campamento tuvimos un pequeño problema con la cabaña que nos asignaron, porque al entrar oí unos ruidos detrás de una cortina que resultaron ser de un murciélago, así que tras sacar a Eneritz de la habitación y recoger todo, fuimos a recepción para que nos cambiaran de cabaña, pero lo más que hicieron fue mandarnos a Batman para que lo sacase de allí. Nos acompañó un zulú hasta la puerta y al ver el animal, salió y se fue corriendo, Einst??, ahhh iba solo a por una toalla para cazarlo y eso hizo.

El resto de la tarde lo pasamos en la piscina y preparando los dos safaris que contratamos uno nocturno y otro al amanecer, donde terminamos de ver lo dos de los cinco grandes (león y rinoceronte) y más elefantes, monos, hienas y un montón de pájaros de todos los tamaños.

Al finalizar el segundo de los safaris eran las 7:00 de la mañana y teníamos 3 horas para dormir un poco, pero al entrar en la habitación nos encontramos con que teníamos otro inquilino en la choza, porque desde el techo cónico habían caído unas sospechosas bolitas en una de las camas, no una o dos una buena cantidad! pero el cansancio podía más y movimos la otra cama para apartarla y dormir esas horas que nos quedaban. Al dejar la habitación lo comentamos en recepción y nos dijeron que serían ardillas que se metían por el tejado de paja lo que dejó a Ene mucho más tranquila incluso le pareció hasta bonita la experiencia... como hubiera cambiado la cara de ser otro murciélago... uffff!

Desde Kruger pusimos rumbo a Graskop, donde hicimos la ruta "panorama route" una carretera boscosa que discurre bordeando el cañón del rio Blyde y que tiene varias paradas para disfrutar de cascadas, paseos y vistas espectaculares. En esta zona también se encuentra el pintoresco pueblo de Pilgrim Rest, un antiguo poblado de buscadores de oro de finales del siglo XIX y que se ha conservado tal cual hasta nuestros días. Con esto dimos por finalizada nuestra escala en el Mpumalanga y seguimos rumbo a las montañas Drakenberg.

No se si tenía una imagen muy clara de lo que podría ser Sudáfrica, pero me ha sorprendido en todos los aspectos! su gente, amable y siempre por la labor de ayudar; sus infraestructuras que supongo que habrán mejorado por el mundial de fútbol del año pasado pero que han dejado el país impecable; y sobretodo lo que ofrece para ver, diversidad de paisajes y una naturaleza espectacular.

Mas grande que el coche... muuucho más grande!
Comprobando los últimos informes de situación de los animales, Einst??? hay rinocerontes fuera del parque!!!

Que bien se camufla.... con mi traje de baño...
El camino que nos queda
Estos son los hogares de las "ardillas"
Kukutza aurrera!

El paisaje que más me impresionó, Berlin Falls
Rondavel en la panorama route

Nuestro hogar en Graskop
Tres zulús en nuestro coche en Pilgrim Rest
Siguiendo las recetas de antaño
Poniéndome al día de las últimas encuestas: parece que ganará Lincoln!


jueves, 17 de noviembre de 2011

Segunda etapa: Aventura en Africa

Ya estoy en el Aeropuerto de Johannesburgo, punto de partida de la segunda etapa del viaje. Que promete ser la más aventurera de todas por el desconocimiento de lo que me voy a encontrar y lo complicado que parece que es moverse por el continente africano (según los comentarios de la gente con la que me he ido encontrando a lo largo del viaje).

Hoy empiezo en Sudáfrica el itinerario que me llevará durante dos meses, sino más, por Namibia, Botswana, Zambia, Malawi, Tanzania y Kenia, donde daré por finalizada la aventura africana y pondré rumbo al sudeste asiático.

Durante la primera parte del viaje, descubriendo románticamente Sudáfrica, estaré acompañado de mi amorshito Eneritz, lo que dará una componente de "todo puede pasar" al viaje, ya os contaré...

La idea es salir de Johannesburgo hacia el parque Kruger para disfrutar de un par de jornadas entre animales y de ahí acercarnos a la costa este en Durban y Port Elizabeth, visitando alguna zona interior de montaña y pueblos zulús; por esta vez tendré que perdonar lo del submarinismo porque me han puesto una agenda muy apretada, pero si hay opción me acercaré a Umkomas cerca de Durban donde me han dicho que se pueden hacer buenas inmersiones. Desde Port Elizabeth emprenderemos una ruta vinícola en coche por la costa hasta Cape Town, donde pasaremos los últimos días juntos antes de que Eneritz regrese a Bilbao y nos despidamos hasta la India allá por Febrero.

Desde Ciudad el Cabo, mi intención en pasar a Namibia (Windhoeck) y desde allí moverme para visitar el desierto de Namibia, la costa de los esqueletos y Etosa.

Desde Namibia pondré rumbo al Delta del Okavango en Botswana y tras atravesar el desierto del Kalahari entraré en Zambia con idea de visitar las Cataratas Victoria.

La siguiente misión será llegar a Monkey Bay, al sur del lago Malawi para practicar algo de "sub-laguismo", en este punto tomaré el ferry Ilala que me llevará hasta Mzuzu y de ahí a Dar es Salam en Tanzania, donde pasaría a Zanzibar a descansar unos días para reponer las reservas de fuerzas y hacer un par de safaris de aventura por el Ngogongoro y Serengueti.

A partir de ahí y según las fechas entraré en Kenia (si Vita, voy a Kenia) para realizar alguna excursión al monte Kenia o bien algún safari más, o el trayecto en el lunatic express de Mombasa a Nairobi o simplemente salir con destino Bangkok, que seré el inicio y centro de la tercera etapa.

Está un poco liada la ruta, como en mi cabeza.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Buceando el Mar Rojo

El 3 de noviembre aterricé de nuevo en el Sinai, esta vez para hacer submarinismo en el mar Rojo. Para ello contacté con un centro de buceo Anthias divers que esta asociado con Abando dive y desde Bilbao me arreglaron un precio de estancia e inmersiones todo incluido muy bueno incluso para mi bolsillo mochilero.

Así que duermo en un hotel de cuatro estrellas  con pulserita de desayuno y cena incluida, y paso el día a bordo de un barco de arrecife en arrecife.

El primer día nos sumergimos en Jackson North una pared vertical de coral donde el fondo queda en el azul profundo, muy lejos de los 30 metros que bajamos buscando peces martillo que se habían visto el día anterior, pero ni rastro, para compensar nadamos junto a u a tortuga... Para la segunda inmersión fuimos a Kormoran Reef (arrecife) un lugar increíblemente plagado de corales enormes y de todos los colores, donde entre todos los pececillos de la película Nemo vimos un tiburón durmiendo al que dimos unas vueltas hasta que se despertó y nos dio las vueltas a nosotros. Una inmersión espectacular.

Para el segundo día de inmersiones nos dirigimos al parque nacional de Ras Mohamed, donde hicimos dos inmersiones una primera en Jack Alleyfish y otra la ya comentada en Yolanda Reef, este día pase un frio horrible y eso que el agua dicen que está a 26 grados pero fuera soplaba el viento de lo lindo y te quedabas congelado, entre el frio que traías del agua y el poco calor que ganabas en el barco.

Para el tercer día, también de fuerte viento y olas, nos dirigimos otra vez a los puntos de inmersión del primer día, aunque esta vez sin tortugas ni tiburones, eso si disfruté de dos inmersiones tranquilas e impresionantes forrado con mis dos trajes de neopreno jiji, (thinking please!!) Y el cuerpo lleno de tes al punto de ebullición.
Esto está a tope!
Y el cuarto y último día de inmersiones, reservé lo mejor, la inmersión en el Thlistegorm, un barco británico de 1929 que durante la segunda guerra mundial fue bombardeado y hundido en la entrada al Golfo de Suéz. Salimos de puerto a las 5 de la mañana con lo que tocó madrugar de lo lindo y pusimos rumbo Oeste hasta llegar al pecio. Hicimos dos inmersiones de unos 45 minutos a 28 y 24 metros (la primera viendo el exterior del casco y la segunda por el interior).

Las inmersiones son impresionantes, porque te sumerges entre locomotoras, cañones, motos, camiones, botas, cascos, munición, todo tal y como quedó tras el hundimiento. Por supuesto también se visita el camarote del capitán donde permanece intacta la bañera. Todo es espectacular y rodeado de miles de peces que han tomado el barco como hogar, una okupación en toda regla!

Que rápido se acostumbra uno a lo bueno

El Mar Rojo rojo...
Uno que se despistó un poco
Nemo buscando a Dori
En la realidad se veía ENORRRME!!!!
Descansando un poco
  video
Un poco de acción

Con el buen sabor salado de boca el 8 de Noviembre salí de esa isla en medio del desierto que es Sharm el Sheikh para volver al Cairo, en los 5 días en el Mar Rojo había olvidado la pelea que supone moverse por Egipto pero el taxista al aeropuerto y el del Cairo se encargaron de recordármelo, el primero dejándome a 100 metros de la Terminal por no pagarle 10 pounds más y el segundo al dejarme en el Cairo en una calle cerrada al tráfico por las celebraciones del Aid (fiesta del cordero que se prolongan 4 días aquí) entre millones de personas celebrándolo, me sentía como un mochilero atravesando García Rivero el día de nochevieja...

Al final después de más de media hora y perderme totalmente conseguí llegar al hostal donde tuve una alegre coincidencia con Chus una viajera bilbaina que está pasando unos días por Egipto, así que compartimos la cena y las aventuras por el mundo.

Hoy es 9 de Noviembre (felicidades sorellina!) y en unas horas viajo a Johannesburgo donde me reencontraré por fin con Eneritz (hay que nervios!!), para empezar la segunda etapa del viaje "La aventura africana", que con ella y los antecedentes que tiene, promete ser eso, toda una aventura.

domingo, 6 de noviembre de 2011

Baños egipcios

Estos días estoy haciendo unas inmersiones en el Mar Rojo, salimos todos los días a las 8 de la mañana en barco y no regresamos hasta las 16 o 17 de la tarde (cuando se pone el sol aquí), estoy descubriendo unos fondos marinos espectaculares, llenos de vida y unas aguas super transparentes que te dejan ver más allá de 30 metros.

Ayer mientras jugaba con nemos y me dejaba llevar por la corriente en el parque natural de Ras Mohamed, hice un giro a la derecha para entrar en el arrecife "Yolanda Reef" y me encontré con la imagen de la sección de baños egipcios!

Que regalo para Cousteau y sus amigos...
Se trata de los restos de un mercante italiano (creo haber entendido) de nombre Yolanda, que a principios de los 80 encalló en este arrecife y dejó su carga de cientos de retretes esparcidos por el fondo marino, dando hoy día la posibilidad de hacer fotos tan peculiares como estas:


Jornada de reflexión
Paradoja
*Las fotos no son mías, las cogí de internet pero la broma la hice igualmente...

viernes, 4 de noviembre de 2011

Mesiversario I

Hoy se cumple el primer mes desde mi salida al mundo y que os puedo decir... que me parece que fue hace un año cuando salí de Bilbao realmente he perdido la noción de lo que son semanas para mi es un día tras otro y algo nuevo por descubrir; que la experiencia es increíble; que hasta ahora todo ha salido perfecto sin mayores contratiempos; que gracias a Don Quijote ha sido más fácil esta primera etapa; que hay mucho visto hasta ahora y mucho por descubrir aún; en definitiva que estoy de puta madre!
Buena manera de celebrarlo haciendo un par de inmersiones en el Mar Roj

Para intentar resumir cada mes que pase os haré un listado a modo de cuestionario para que vayáis sabiendo mis impresiones, algo como esto:

* Días de viaje: 31 (desde el 4 de octubre de 2011)
* Países visitados: 3 (2 nuevos)
* Número de vuelos: 6
* Número de trenes: 1
* Número de Ferries/Barcos: 2
* Km recorridos: Coche 3000 Km, Avión 6500 Km, Tren 500 Km, Ferry 200 Km, TOTAL: 10.000 Km aproximadamente

* Ciudad más sorprendente: ISTAMBUL (Turquía)
* Espacio natural más sorprendente: PAMUKKALE (Turquía)
* Templos o ruinas más sorprendentes: PETRA (Jordania)
* Lugar más romántico: RIO NILO (Egipto)
* Actividad más impresionante: Flotar en el MAR MUERTO (Jordania)
* Mejor país o al que regresaría: JORDANIA, por su gente hospitalaria y la gran variedad de paisajes y cosas por hacer en pocos kilómetros
* Peor país o experiencia: EGIPTO, los buscavidas alrededor del turista terminan por eclipsar la belleza del país

* Momento más divertido: BODRUM (Turquía) cuando Julio Iglesias Jr. cogió el bombo (que dolor de reír, pensaba que me moría)
* Momento más triste: la despedida de Don Quijote y cuando nos fuimos de BODRUM

* Número de ofertas recibidas: montar en camello caballo o burro: 5000, navegar en faluka: 1000, fumar marihuana: 999, cambiar monedas de euro: 8...
* Países de los que me han preguntado si procedo: Alemania, Italia, Inglaterra, Holanda, Francia, Rusia ?, Japón EINST????

Cruzando el Nilo

El 28 de Octubre de 2011, fuimos de El Cairo a Aswan en el tren nocturno (sleepers) unas 13 horas de viaje que aprovechamos para dormir en el camarote litera, es una pasada el efecto somnífero del tren. Hay que destacar que nos dieron bandejita con comida para cenar y para desayunar, nada me puede hacer más feliz en un medio de transporte...

A la llegada a Aswan nos esperaba Heba, la guía para este tramo del viaje con la que visitamos la presa y el templo de Phileas quedándonos el resto del día para nosotros, que aprovechamos para dar un paseo en faluka de vela por el Nilo, un paisaje bellísimo con el contraste de la arena del desierto que se acumula en dunas al borde del rio, donde crece toda la vegetación en una estrecha franja a ambos lados del cauce donde baja tranquila el agua que viene nada menos que desde la lejana Tanzania (que visitaré en los próximos meses). El paseo merece la pena y acompañados del Captain Faluka hicimos muchas risas, hasta me dejó patronear el barco un rato (sin mucho riesgo claro).

Esa noche dormimos en un hotel de la ciudad, que no tenía internet pero que conseguimos "robar" de la red del cibercafé de al lado, así que el resto de días en Aswan incluso sin estar alojados en el hotel visitábamos su recepción como unos huéspedes más. No dormíamos allí porque la segunda noche la pasábamos ya en el crucero que se mantuvo atracado en Aswan 24 horas. El crucero es un lujo de 5 estrellas que ha servido para recuperar fuerzas al sol a pesar de los madrugones que nos pegamos para las visitas. Parte del lujo se lo da el buffet del desayuno con tortillero (cocinero que hace las tortillas) en vivo, otro de los pequeños regalos que tiene la vida.

Para ir a Abu Simbel, nos levantamos a las 3:30 de la mañana porque hacen un convoy con todos los turistas para cruzar el desierto, unas 3 horas en coche desde Aswan. El templo es espectacular y merece la pena sobre todo por el hecho de que esté desmontado y vuelto a montar tras la construcción de la presa, del resto de visitas destaco el templo de Kom Ombo que hicimos a última hora de la tarde (bueno a la puesta del sol, las 5:00 de la tarde) y la luz que había le daba un aire diferente.

La mayor parte del tiempo en el crucero la pasamos de relax en la cubierta, tomando el sol, piscina, y cervecitas... tenemos un trapicheo raro con los camareros, ellos nos rebajan las cervezas si las pagamos en cash, total que creemos que se quedan con el dinero y no declaran que hayamos tomado nada, después comprarán cervezas por su cuenta a un precio inferior y las repondrán como que nunca se han bebido. Eso es lo que suponemos pero vamos que a nosotros nos cuestan más baratas y ellos verán lo que hacen.

El 1 de Noviembre, navegamos en las proximidades de Luxor a donde llegamos al final del día, ahí se terminó nuestro crucero e hicimos noche allí para visitar algunos templos, Luxor, el valle de los reyes, Karnak... esa noche y la mañana siguiente y regresar al Cairo en avión la noche del 2 al 3 de Noviembre, íbamos a hacer el trayecto en tren pero se terminaron los billetes, es que aquí es el fin de semana de la fiesta del Aid y se mueve mucha gente para visitar a sus familias estos días.

El día 3 se va Javi ya hacia España, que tiene que trabajar un poco el pobre para poder seguir gastando las vacaciones del año; ha sido un privilegio contar con él toda esta etapa del viaje, me ha ayudado mucho para que todo arranque bien y a partir de ahora poder seguir el camino solo; y yo vuelo a Sharm el Sheikh para hacer un par de inmersiones al día por el mar Rojo hasta el 8 de Noviembre cuando regrese a El Cairo para al día siguiente tomar el vuelo a Johanesburgo donde me reencontraré por fin, con Eneritz :) para empezar la segunda etapa del viaje.

Freskito relaxo
Empiezo a pensar que este viaje es estresante...

Alguien más?

Navegando junto al capitán Faluka
Vaya trio: grandfather, grandmo y el children

Puesta de sol en el Nilo

Impresionante Abu Simbel

5 estrellas.....

Duna arriba

Prohibido mezclarse

Pero Cleopatra, era diosa o faraona? que paciencia Heba...

Follow by Email