miércoles, 21 de diciembre de 2011

Desierto del Namib II

Llegué a Windhoek el domingo 4 de Diciembre, para entonces ya estaba en negociaciones para salir del pais con otro medio de transporte el 12 de Diciembre, por delante tenía una semana en Windhoek (ciudad en la que no hay nada que hacer) así que debía buscar la manera de hacer algo.

Mi primera intención era ir al norte del país a las cataratas de Epupa en la frontera con Angola, así que me alié con Aki, una japonesa con la que habia coincidido en una parte del tour.

El caso es que en el backpacker pregunté como se podía ir al norte y me indicaron que buscara el libro japones y a alguien que me lo tradujera. Por lo visto los japoneses dejan escrito en ese libro todo lo que hacen para los siguientes compatriotas y con todo tipo de teléfonos, información y precios.

Aki leyó la información y yo hice las llamadas para contratar un transporte hasta allí, pero resultó mal porque el dueño de la caravana nos la alquilaba entera y se nos iba de presupuesto, intentamos negociar con él pero no hubo manera de bajar el precio o de encontrar más gente.

Para entonces ya era martes y el tiempo pasaba en la ciudad pero tampoco me aburría, porque estando en un bar con wifi al que iba a robar la señal me encontré con Aija, una chica finlandesa del tour, ella trabaja en Namibia de cooperadora y me llevó a ver PENDUKA su centro para mujeres sordas y/o con SIDA donde les enseñaba informática.

Una visita interesante a un lugar a las afueras de la ciudad llamado Katuturra (un poblado donde fueron marginados los negros durante el Aparheid), hoy en día mucha gente blanca no se atreve ni a acercarse porque dicen que es peligroso, mucha gente está sin trabajo y se dedica a la mala vida, dicen que beben mucho y por la noche es muy peligroso. En paseo por la calle principal conté mas bares que en Pozas!!

En definitiva que era martes y no había plan tras negociar con el transportista del norte, por suerte la noche anterior conocí a Roberto un lepero que estaba cruzando Africa desde Botswana hasta Cape Town y me propuso hacer una excursión a Sossousvlei junto a una pareja de alemanes Hendrik y Maike que habían alquilado un coche para compartir.

El plan era repetido del tour pero con el aliciente de la aventura y de que íbamos a acampar en las dunas, así que allí nos fuimos.

Tras atravesar las pistas del desierto llegamos a ver el atardecer desde las dunas y nos hicimos el campamento, un saco y a la arena a dormir!! Lo que iba a ser soñar en el desierto bajo un manto de estrellas, como corresponde a un principito como yo, se truncó un poco.

A eso de las 2:00 de la mañana me despertó un tuc  tuc    tuc  tuc tuc tuc tuc tuctuctuctuc EINST?? lloviendo en el desierto??? Y ahí nos quedamos durmiendo bajo una cortina de agua como un perro mojado. (tampoco llovió tanto, un par de chubascos, no mas).

Por la mañana aún de noche y sin haber pegado mucho el ojo, nos levantamos para subir a la Duna 45 a ver el amanecer y seguir una caminata aprovechando que estaba nublado hasta el pantano de Sosousvlei.

El desierto del Namib es un paisaje increíble, el rojo de la arena y las formas de las dunas te hace perder la noción del tiempo podría estar un día entero contemplando desde las pequeñas formas de la arena superficial por donde corren los granos, hasta las inmensas dunas.

Rojismos en el desierto

Japanese file!

Hendrik, Maikay Roberto

Rojo por arriba...

Rojo por debajo

Primer Bilbaino que pasba por allí (bar en medio de la nada)

Dejé mi firma también


1 comentario:

  1. Habrás sido el primer bilbaino en poner la chincheta, pero seguro que alguno ya habrá pasado por allí :)

    Impresionante desierto.. y los rojismos!!

    Lo de la lluvia en un sitio así, donde menos te lo esperas, es algo que te hubiera pasado conmigo a ciencia cierta, así que me alegro de no concentrar todo el gafe!!

    Bonita firma, pero falta tu auto-retrato para mejor identificación :)

    P.D.: No te quedaste a ninguna clase de informática....? No sé si hubiera estado de más :)

    ResponderEliminar

Follow by Email