martes, 28 de febrero de 2012

Incomunicado

Mientras disfrutaba de la puesta de sol en un parque de Bangkok al que voy todos los días desde que llegue y mientras escribía sobre eso mismo para el blog, y de lo a gusto que me sentía, un chico joven se ha acercado para pedirme un boli, se lo he dejado y tras escribir algo brevemente se ha ido.

Además de 1 miligramo de tinta se ha llevado mi móvil, lo había dejado en la hierba por si me enviaba un mensaje mi familia a la que había anunciado que estaba bien y que ese era mi nuevo numero de teléfono. Ay ese móvil que tenía liberado para meter una SIM Card de cada país, snif, con todos los contactos del viaje, tantos taxitas a los que no podré llamar, tantos predicadores que están rezando en Africa por mi y nos les podré decir que ya encontré un buen trabajo y una mujer... snif, un montón de contactos y la cara de idiota otra vez que se me ha quedado... ya van unas gafas de sol que se me olvidaron, los caminantes de hace apenas una semana y ahora el móvil...

Por suerte estoy en el paraíso de las compras y tengo mañana por delante antes de adentrarme en la selva para movilizarme. Probaré también como funciona la policía aquí, será como la India? parece que no, al menos hay alguno en la calle.

Pura vida

En este momento de trance habrá sido

Rajastán: Sur

Desde Ranthambore seguimos camino a Bundi, una fortaleza impresionante sobre una ciudad que no ha crecido tanto como otras del Rajastán, así que mantiene intacto su encanto.

Hay que decir que a pesar de que era "verano" en India, pasamos un frio de cuidado, al menos en estos primeros días por el Este y Sur del Rajastan.

El fuerte es espectacular, y aunque debió estar cerrado para turistas muchos años y solo lo habitaron monos y murciélagos está mas o menos bien conservados, destacan los balcones y las pinturas de la terraza del marajá, allí uno de los cuidadores nos enseño unas habitaciones que permanecían cerradas llenas de pinturas y espejos.

En Bundi descubrimos un palacio/hotel, recién abierto a un precio de risa, el que quiera info que pida, allí cenamos con vistas al fuerte y descubrimos el vino indio, "sula" de marca, y muy bueno que nos acompaño todo el viaje. Igualmente descubrimos lo que fue una costumbre en el viaje, como la gente ninguneó a Ene cuando preguntaba literal: "exkiusme ser, du yu nou güer is de xxx" a lo que respondían girando la cabeza para otro lado; o con la misma educación pasaban de ella al pedir que nos hicieran una foto. Menos mas que previsoramente pedí un trípode de refill (el único recibido) como el de Carlos y Mariela.

Tras Bundi nos esperaba Udaipur (el lugar más romántico del mundo, para algunos) y allí llegamos a orillas de su lago donde después de mucho andar encontramos una habitación marajá a precio de rajputa, un chollo que nos duró poco, el dueño debió encontrar mejor postor y tras la primera noche, nos degrado a otra habitación a cambio de un precio de risa y el desayuno en la habitación todos los días.

Udaipur tiene unos palacios alucinantes y en muy buen estado, de hecho la mayoría son hoteles de super lujo, y difíciles de visitar. Allí nos dedicamos a pasear y tantear la compra de pinturas, sin mucho éxito. Jaipur nos esperaba con sus bazares repletos.

Tras un par de días allí Chetan, que andaba de rabieta por no haber elegido sus hoteles, nos sacó de allí porque sino no nos iba a dar tiempo a ir a Jaisalmer en un día, así que después de pasear en bote y visitar el palacio del lago donde rodaron "Octopussy" de James Bond nos dirigimos a Ranakpur una zona de templos jaenistas a pocos kilómetros de Udaipur, pero que sirvió a Chetan para conseguir una comisión y a cambio nos llevaría en un día hasta Jaisalmer (8 horas de coche).

Udaipur merece una visita, allí te das cuenta del nivel de lujo que alcanzaron los marajás y después de ver Agra parece imposible que sea el mismo país, bueno si, estaba todo lleno de vacas (Sofía lo sabía).

Flipando


Palacio de Bundi

Bundi

Un novio a caballo a buscar a su novia para casarse, tela!!

Solos por el palacio

Esta vaca se metió de pequeña en el puente y lleva años para salir...

Romantique

Postalita de Udaipur

Flipando

Taj Mahal

Abandonadas tierras emiratíes (el feudo de Txema) el siguiente paso de mi viaje me era India, con el aliciente del reencuentro con Ene, así que la ocasión de disfrutar del país era inmejorable, tal y como resultó. Escribo todo en pasado y sabiendo que salió muy bien porque ya llevo 2 días en Bangkok (hoy es 28 de Febrero) y hablo del 5 de Febrero.

La llegada ya fue sorprendente porque fly emirates llegó con retraso... Y porque allí entre los mostradores de inmigración apareció la sonrisa más bonita, allí pequeñita como es ella estaba; con unas enormes de saltar la cinta esperé la cola hasta poder abrazarnos...

Desde Delhi sin perder un minuto tomamos nuestro taxi a Agra, eran las 5:00 de la mañana cuando conocimos a Chetan, el que sería nuestro chófer y testigo de las risas que nos echamos durante las tres semanas juntos. El conductor resultó ser algo inestable y caprichoso con las comisiones de los hoteles y comercios, un tio majo a pesar de todo y sobre todo un santo aguantando la selección de hoteles de Ene, ni los de CSI hacen un examen tan exhaustivo de los baños cuando hay un crimen, es lo que tiene viajar con alguien que le encantaría vivir en la estación internacional sin una mota de polvo.

Ya de mañana sin dormir aún por la emoción llegamos a Agra, vaya ciudad mas horrible, pero daba igual. Tras elegir hotel (rápido para lo que fueron otros destinos) nos dirigimos a contemplar el Taj Mahal, impresionante, lo hicimos con un guía que nos fotografió como a si fuéramos estrellas del pop. Es una construcción bellisima pero creo que hubiéramos disfrutado más otro día durmiendo unas horas más, aun así es un espectáculo verlo (sigue ganando Petra entre las maravillas del mundo, por supuesto).

En Agra empezamos a disfrutar de la comida india, que delicia de picante! Mucho más que pollo y arroz que decían los australianos de Tanzania.

Antes de ver el atardecer con vistas al Taj, aún visitamos el fuerte de Agra y echamos una siesta, el día fue de muchas emociones y prontito a la cama.

La mañana siguiente rumbo a Bundi, paramos en Fathepur Sikri (no se como se escribe...) un fuerte espectacular con un recinto de templos admirable. Allí Ene sufrió descalzarse y andar sobre excrementos de palomas, como echaste de menos los "jimmy chus" (nombre con el que bautizamos a las fundas para los pies que te dan al visitar el taj mahal).

Después de la visita y unas horas de coche, llegamos a Ranthanbore, una reserva de tigres, en la que únicamente hicimos noche, después del éxito leonino del fin de mi estancia en Africa no había porque obsesionarse con otra especie y "gastar" la vida persiguiendo un animal.

Con la gran vista del Taj Mahal de fondo y su historia romántica anti-romántica, se produjo el segundo reencuentro del viaje. La parte romántica de la historia es que el Taj Mahal lo construyó un rey de la zona para honrar a su mujer preferida (tenía varias) una vez muerta, sin embargo era solo un adorno de la que iba a ser su propia tumba el Taj negro, que empezó y nunca terminó al otro lado del rio. O eso entendí yo al guía a saber que nos contó...!?

Una maravilla

El primer fuerte de tantos que visitamos

Fathepur, que freskito matinal!

Más freskito

Aquí de prestadillo para las ofrendas

Con los colegas de Fathe, la de fotos que se han hecho con nosotros... será por ella! la que todavía tenía los pies en el suelo sin levantar los dedos
Jimmy Chus

domingo, 19 de febrero de 2012

Pies descalzos

Hoy 19 de febrero en el camino a Jaipur desde Pushkar; centro de peregrinación de los hinduistas, hippies y otros carnavalescos grunges; hemos parado en Ajmer; centro de peregrinación de los musulmanes de la zona.

Ajmer cuenta con una mezquita y una tumba de un predicador del corán, allí se hacen ofrendas y ritos por los que la gente deja dinero en una mezcla de mercadeo, fervor y empujones. La visita a la tumba en un edificio con un interior pequeño entre empujones y gente en "trance" rezando es impresionante, a mi me ha hecho imaginar como será ir a la Meca, una mezcla de agobio por la cantidad de gente y de sobrecogimiento por lo que la gente transmite en su nerviosismo por entrar y hacer sus rezos y ofrendas.

El caso es que Eneritz y yo hemos llegado pronto y tras cruzar todo el pueblo hasta la entrada principal hemos tenido que taparnos la cabeza con su pasmina nueva, ella, y con un pañuelo, que he comprado a tal efecto, yo. Ya tapados hemos intentado entrar y hemos incumplido al parecer las normas mas sagradas por la reacción encolerizada de los responsables de controlar la entrada:

- Íbamos los dos por la fila de los hombre, de eso nos hemos dado cuenta pronto solos y lo hemos corregido.

- Llevábamos zapatos, a Eneritz le han hecho sentir como en "No sin mi hija" y le han rodeado y recriminado por ello una vez pasado el arco de seguridad (pusieron una bomba hace unos años), a mi simplemente en el segundo escalón me han empujado para que me los quitara abajo.

- Llevábamos mochila, una vez descalzo he subido la escalinata y en el arco de seguridad me han dicho que no podía llevar mochila, y ahí he visto a Ene descalzándose.

- Llevábamos cámara de fotos, esto le ha tocado a Eneritz, es que le han pillado en todo a la vez... Parecía que había matado a alguien.

En definitiva que hemos decidido dejar todo en el coche con nuestro taxista favorito, Chetan, y para ello hemos tenido que cruzar todo el pueblo abajo y arriba entre vendedores de todo, hasta volver a la puerta bien preparados; hemos dejado los zapatos al comienzo de la escalinata como el resto de la gente y hemos entrado y disfrutado de la visita, aunque Eneritz iba todo el rato por el camino femenino y parece que era menos emocionante que el masculino.

Al salir hemos encontrado los zapatos hammed de Ene pero no así los míos! Dramón! Pies descalzos para el resto del viaje... Tras buscar por los alrededores, nada misión imposible, hemos descubierto armarios donde la gente deja su calzado a buen recaudo, tarde.

Por suerte la calle que recorre el pueblo está llena de zapaterías, así que todo aquel que sufre un robo de calzado sabe que sus recambios "ayestarán". Y he encontrado un par, después de mucho buscar calle abajo y arriba en calcetines esquivando todo tipo de restos animales y humanos; la compra ha provocado uno de los mejores momento de risas del viaje.

Ya con mis pies protegidos hemos intentado poner una denuncia por si podía reclamar algo al seguro pero tras visitar tres comisarías nos hemos dado por vencidos, los policías no querían escribir nada con la excusa de que no teníamos pruebas... Imposible de verdad, explicarles que esos no eran mis zapatos originales...

En Jaipur de paseo, totalmente mimetizado


Una pena por mis caminantes que compré en San Francisco y que me han acompañado tantos y tantos kilómetros... aunque con mis babuchas  de rajputa estoy más mimetizado en estas tierras.

Así de hammed

miércoles, 15 de febrero de 2012

Mesiversario IV

El pasado 4 de Febrero se cumplió el cuarto mes de viaje, coincidiendo con mi estancia en Dubai y vuelo a India, para celebrarlo que mejor que hacer unas bajadas en el Dubai Ski.

Os hago un resumen de lo que ha sido este último mes:

* Días de viaje: 31 (total 123)
* Paises visitados: 3 (11 en total)
* Número de vuelos: 2 (14 en total)
* Número de trenes: 1 (2 en total)
* Número de Ferries/Barcos: 3 (5 en total)
* Número de coches alquilados: 0 (7 en total)
* Númerode motos alquiladas: 1 (1 en total)
* Número de safaris: 7 (27 en total)
* Km recorridos: Coche 500 Km (11000 en total), Avión 6500 Km (23000 Km en total), Tren 850 (1350 Km en total), Ferry 120 (320 Km en total), Overlanding 0 Km (1500 en total), Bus/minibus  2500 Km (4500 en total), Moto 200 Km (200 en total) TOTAL: 10500 Km para un total de 42.500 Km aproximadamente

* Ciudad más sorprendente: Dubai
* Espacio natural más sorprendente: El crater del Ngorongoro (Tanzania)
* Templos o ruinas más sorprendentes: No esta vez
* Lugar más romántico: Isla de Chumbe, Zanzibar (Tanzania)
* Actividad más impresionante: Inmersión nocturna en Nkhata Bay (Malawi), y esquiar en Dubai (me parece tan friki).
* Mejor playa:Matenwe (Zanzibar)
* Mejor país o al que regresaría: Tanzania, para ver Pemba y la isla de Mafia.
* Peor país o experiencia: La gente que se quiere aprovechar del turista, que sólo te ven como dinero y en Tanzania hay unos cuantos.

* Momento más divertido: Con Txema por el parking del Dubai Mall.
* Momento más triste: Acumular despedidas de gente con la que has compartido kilómetros, y vivencias inolvidables.

* Kilos de equipaje: 12, tres más que al salir (no me lo explico).

Celebrando el mesiversario en el desierto blanco de Dubai

Baños Emiratíes

Después de pasar por donde he pasado los últimos meses, tenía especiales ganas de encontrarme con lo que me encontré en los Emiratos arabes Unidos, todo lujo, eso sí con ese toque hortera de dorados y sobrecargados de los arabescos.




Se me saltaban las lágrimas al ver tanta higiene y ese despliegue de medios...

Con Txema por Emiratos Arabes Unidos

El 2 de Febrero volé de Dar es Salaam a Delhi, los días previos me dediqué a poner al día el blog, limpiar y planchar la ropa (ahora llevo hasta el forro polar con raya de planchado!) y descansar el cuerpo de tanto campismo.

Para despedirme de la policía tanzana, tuve un pequeño problemilla con el agente de inmigración al no ver mi sello de entrada como lo ponen en el aeropuerto, y no tenía recibo del pago del visado, el tipo debió ver una posible causa de ponerme en aprietos para ver si le pagaba algo, no tenía nada de eso porque yo entré por tierra desde Malawi. Eso mismo se lo expliqué a él y me preguntó si volé desde España a Malawi... No vine desde Zambia por carretera, y para abreviar la lista de preguntas sin fin, le dije  que venía andando desde Johanesburgo, Sudáfrica, Namibia, Botswana, Zimbabwe, Zambia, Malawi y Tanzania.

El caso que le parecía merecedor de un sobornillo, supongo, se le convirtió en un caso grave de inmigración ilegal o algo así y llamó a su coronel que me volvió a preguntar lo mismo y le dije que venía andando desde Turquía... Me pidió el billete de avión que no tenía en papel y se lo enseñe en el iphone (les encanta hacer zoom con la pantalla) y me dejó pasar sin ni siquiera poner mis huellas en el scaner ni sacarme la foto de rigor. Libre otra vez.

El vuelo a Dubai fue un super lujo, en Fly Emirates, después de tantos días en Africa y transporte en buses locales, sentarme en aquella butaca y que los pies no me llegaran al suelo me pareció de otro planeta, por no comentar la super pantalla y miles de películas y música que tienes a tu disposición... Ahh y por supuesto el banquete, que no bandeja con comida. Encantado!

En Dubai me esperaba Txema para transportarme a Abu Dhabi y cruzar Dubai por su calle principal de 6 carriles en cada sentido y algunos de los rascacielos más altos del mundo a cada lado... Para mi como haber viajado en el tiempo.

De ahí pasamos a Abu Dhabi (100 Km), donde nada más cruzar el límite la autopista está rodeada de arboles, en medio del desierto y parecía un bosque, ésto prometía para el día siguiente...

Me alojé en el hotel de Txema, algo al estilo del campo 6 de Argelia, y después visitamos el Puerto y el Hotel Emirate Palace algo mas lujoso y de mayores dimensiones de lo que estoy acostumbrado en este viaje... Había hasta un cajero que daba oro!! (vaya frikismos!)

Comimos en otro hotel más modesto, con 2 playas, 3 piscinas, 20 tiendas y 40 restaurantes. Y de ahí fuimos a visitar el Ferrari World (solo por fuera, Guillermo) y la segunda mezquita más grande del mundo (después de la de la Meca, por supuesto) y que terminaron el año pasado. Un edificio espectacular y para ser obra nueva, sorprendente todos los detalles que tiene, algo bonito de ver.

Tras la visita cultural nos dirigimos al punto donde los expatriados se reúnen para hacer kite surf y de ahí pasamos a Dubai a contemplar las famosas islas de palmera, el hotel con forma de vela y la torre Kalifa (la más alta del mundo). Y por supuesto estuvimos en el Dubai Mall donde gozamos subiendo y bajando las 10 plantas del parking sin encontrar sitio, empujándonos para ver el acuario desde 3 plantas por encima y pisando para ver el espectáculo de la fuente "cibernética". Txema no olvidará la visita en viernes a estos grandes almacenes, tanto que no volverá.

El sábado 4 de Febrero, Txema trabajaba y yo tenía vuelo por la noche a Delhi así que para matar el tiempo hice lo que probablemente ha sido lo más friki de mi vida, esquiar sobre nieve en el desierto! como no voy a tener oportunidad en el resto del viaje, salvo quizá en Chile (no se cuando es la temporada), me aventuré a hacer unas bajadas en la pista de Dubai Ski. Me lo pasé muy bien y disfruté mucho de la oportunidad, salí encantado la verdad.

Y con la compra de unas gafas de sol, en las rebajas del Emirates Mall, puse punto final a la escala en los Emiratos. Una visita recomendable (más si conoces a Txema) si se vuela con Emirates al Este visitar estas ciudades, al menos una vez en la vida, a mi me han gustado más de lo esperado y he matado el gusanillo de esquiar...

Por cierto a Txema le he visto muy bien! Mejor que en el campo 6, porque sera... Gracias por todas tus atenciones!

Sacando oro

En la playa del hotel con la mezquita al fondo

De visita a la mezquita

Simetrías

Hammed, hammed (espectaculares)

Daba gusto descalzarse...

Tomando la medida al nuevo país

Vaya pasada...

Una calle de Dubai...

video

Tercera etapa: Asia en compañía

Después de dejar Africa, mis pasos se dirigen hacia el Este, a recorrer Asia en un par de meses (sólo una pequeña parte, quedará pendiente Japón shi...)  y a diferencia de la etapa anterior, esta vez lo haré casi siempre acompañado.

Después de alargar la estancia en Africa casi un mes mas de lo previsto, he tenido que acortar esta tercera etapa que comprenderá:

- Visita a los Emiratos Arabes Unidos, donde Txema hará de anfitrión y me llevará a ver todos los lugares frikis de Abu Dhabi y Dubai.

- Descubrir India junto a Eneritz, después de empezar con ella la segunda etapa en Sudáfrica, este será el segundo reencuentro.

- Montar el campamento en Tailandia, para viajar por sus paraisos (igual cuento con la visita de mi padre) y moverme a los paises de alrededor (lo que de tiempo);

- Myanmar, en compañía de mi madre, con la que celebraré nuestros cumpleaños entre pagodas y lujo asiático.

- Laos, si queda tiempo, podré visitar algunos templos más y coincidir con más viajeros ;)

Y a principios de Abril, seguiré rumbo al Este, como Willy Fog para ganar un día en la vuelta al mundo, otro mas contando el 29 de Febrero; y en Australia comenzará la cuarta etapa del viaje: Oceanía, una vez más inaugurando continente con un reencuentro con Ene.

Resumen Africa

Desde la base del Klimanjaro, viendo sus nieves a 30 grados de temperatura, escribo esta entrada de resumen de la aventura africana.

Han pasado 3 meses desde que desembarqué en Johannesbusgo allá el 10 de Noviembre y desde entonces he estado en movimiento hasta aquí, Arusha/Moshi (Tanzania), a 273Km de Nairobi el que iba a ser mi destino final de esta etapa, pero que cambié por Dar es Salaam sin darme cuenta de que iba a estar tan cerca de mi Nairobi!

Ahora me tengo que meter 10 horas de bus africano para poder tomar el vuelo que me saque de este continente. La verdad que esta compañía Klimanjaro Express está muy bien, con asientos anchos y saliendo en hora! Para ser mi último viaje no está nada mal.

La verdad que la aventura africana ha sido increíble, viajando solo en lo desconocido, mi primera experiencia en el continente negro y desde luego que repetiré!

Me preguntó ayer una alemana en el camping del Tarangire, con la que coincidí hace un mes en un safari en Zambia "volverás a Africa?" y le contesté "eso espero" y me sonrió y me dijo "entonces regresarás, áfrica es un NO rotundo o es para toda la vida" ella viaja con un land rover amarillo por Africa desde hace 20 años o más y todavía se sorprende a diario de las cosas que le pasan aquí y de lo que descubre.

Y eso mismo es lo que más me ha enganchado de esta parte del viaje, el no saber por la mañana de cada nuevo día que iba a ser de mi, un día, una aventura, un viaje en si mismo.

Levantarte con el sol a eso de las 6 y 12 horas por delante por explorar, gente por encontrar, y lugares por admirar.

Me han preguntado muchas veces que es lo que más te sorprende del viaje y siempre trato de explicar esto que os he contado arriba, explicado en mi inglés tiene que ser complicado de entender. Otros contestan a esa pregunta que se sorprenden más por la gente vas encontrando por el camino, locales y viajeros; no les falta razón, millones de conversaciones en 3 meses con gente de todo el mundo poniendo en el mapa ciudades, aprendiendo de lugares, aventuras y culturas diferentes; algunos amigos y muchos contactos y recomendaciones para las próximas etapas.

Han sido 7 países: Sudáfrica, Namibia, Botswana, Zimbabwe, Zambia, Malawi y Tanzania; muy diferentes entre ellos aunque desde fuera y antes de estar los hubiera metido en un mismo saco. Intentaré resumir vagamente cada uno.

Sudráfrica, el más desarrollado, un gran país para recorrer, mi primer contacto con el continente y en la mejor compañia Eneritz, el primer reencuentro :)

Namibia: la gran sorpresa, paisajes del desierto que no olvidaré; encontré a Roberto un amigo en la ruta.

Botswana: país sin problemas económicos y sin desarrollar; el país del Delta del Okavango, el país de mi experiencia overlanding.

Zimbabwe: un país saliendo de la crisis, sólo conocí las cataratas victoria, y me llevo de recuerdo mi cicatriz en la nariz para toda la vida.

Zambia: un país pobre sobre todo las zonas rurales, el país de South Luangwa, mis primeros leones! Mi primera experiencia en bus africano; mis navidades y nochevieja viajeras, gracias Hanni y David por dejarme acompañaros.

Malawi: el país más pobre que visité, Nsima (pasta de maíz) pollo y pescado para comer; el país del lago Malawi el paraíso de agua dulce; el Ilala y Lars, Hugh y Libby, Snow y Jeff, las profes belgas, Eli y Max (otra vez)...

Tanzania: el país de la mezcla, esencia de africa con toques árabes e influencias indias; el país del paraiso salado Zanzibar y de los parques naturales, sin duda Ngorongoro por esa hora mágica en la que vimos nacer ñues, leones, hienas atacando las crías...un espectáculo! Gracias Lara por lo bien que salió todo.

Algunos me han preguntado por la comida africana, y aunque he perdido algún que otro kilito de mis reservas pre-viaje debido en gran parte a la dieta galletaria y de chips picantes de las jornadas de bus, se puede decir que he comido bien, básicamente pollo y verduras.

En cuanto al morbillo de qué he comido, sí lo reconozco, he masticado gusanos secos al sol, moscas de esas gigantes y otras mas pequeñas junto a otros insectos no identificables como aperitivo de comidas, comestible pero sin más, sosote. He probado el cocodrilo (esta bueno, probablemente lo que más me ha sorprendido), cebra, ñu, impala, kudu y otros antílopes, pumba... nada como un buen txuletón del Simón, es que aquí hacen mucho la carne.

También probé en un puesto callejero una especie de tubo de carne que estaban friendo y resulto ser intestino de algo que me sonó a "ot"
-que? "cat" dije yo corrigiendo su inglés (jiji) haciendo una vocal triple a/o/a
-nooo "ot" "a veces hago gato cuando no hay ot" gracias por avisar! y me hace el gesto de un animal de unos 70cm.
- yo dije-"beef" (inchallah)
-nooo "ot, like this" y me señala un perro, what?? Perro? como los coreanos? me acordé de Li. Y me dice "similar", entonces llegó el australiano y me echo una mano y aliviar mi asquete, era "goat" cabra!!! Que alivio verdad? Solo a mi se me ocurre probar y luego preguntar... Pero estaba bueno (como siempre Txema).

Pero la comida por excelencia es la Nsima o su sinónimo en otros dialectos, una pasta de maíz que usan desde botswana hasta Tanzania; una especie de cemento insípido en si mismo, que se toma con la mano derecha (por supuesto), se hace una pelota que se mezcla con la salsa o lo que haya en el plato. Básicamente sirve para saciar el estómago de forma barata; al final le coges gustillo al pringue.

En cuanto a enfermedades raras, diré que no he pasado la malaria, a pesar de que me han picado todos los mosquitos africanos, tengo los tobillos que no cabe un pinchazo más; o la doxicilina que tomo cuando me acojono es muy buena o voy teniendo suerte... Que siga.

Lo más extraño pasó en Malawi cuando durmiendo dentro de mi mosquitera sentí algo andando por mi brazo, lo sacudí y segui durmiendo; por la mañana vi una salamandra dentro del recinto de alta seguridad que piensas que es la mosquitera... Y también maté una especie de escarabajo que salió de debajo de la mochila.

Sin darle más importancia seguí haciendo sublaguismo mientras el brazo se me iba calentando y poniendo rojo y picante. Blup una ampolla, blup blup blup unas cuantas ampollas. Picores, y sin saber que hacer. Como básicamente tenía dos focos de ampollas, usé en cada uno un antídoto, yodo en el más cercano a la mano y crema de hidrocortisona en el del codo, sin ninguna mejoría. Una pena no tener fotos de lo asqueroso que se puso el asunto. Así llegué al campamento de la playa de Livingstonia donde pregunté a la gente de por allí si sabían que era eso y me dijeron que había llegado un camión de overlanding con gente con lo mismo que venían de Zanzibar y era una irritación provocada por un escarabajo de allí, el que maté aquella mañana! Hablé con la guía del tour y me dijo que en 6 dias se iba pero que tuviera cuidado porque se expandía al explotar las ampollas... Y así era, tenían en el camión gente con toda la cara, el cuerpo... A mi sólo me saltó un poco al otro brazo y un punto en la rodilla derecha. A día de hoy tengo 2 manchas rosas de piel nueva en el brazo y nada más.

Aparte de las marcas del escarabajo hay algo más grave viajando por mi organismo, y es que en las aguas dulces de Africa se encuentra la Bilhazia o Esquistosomiasis (o algo así) una especie de larva que se mete a tu cuerpo por la piel al entrar en contacto con el agua, los mas alarmistas dicen que solo con remar en el lago Malawi, o nadar en el Delta del Okavango, es suficiente contacto con el parásito. En cualquier caso yo remé, nadé, me sumergí y hasta hice sublaguismo, así se supone que puedo tenerlo.

El parásito viaja durante 6 semanas hasta tu hígado y ahí se instala haciendo paté de foie. Pero en ese preciso momento hay que tomar el antídoto 40mg de nosequéina por kilo de peso de mi cuerpo que compre en Lilongue, Capital de Malawi antes de ver el lago, muy previsor.

Así que el 22 de Febrero, 6 semanas después de mi última inmersión en el lago tengo menú para el desayuno, 6 pastillacas de 600mg. Después cuando vuelva a casa me haré un análisis por si acaso.

Eso ha sido mi anecdotario enfermizo, la tripa bien, ni diarreas ni atascos; lo único que se me secan los ojos con tanto safari buscando leones parece que lloro sangre! Pero mereció la pena.

Esto ha sido Africa, si en Petra sentí que el viaje tenía sentido, este continente vale por todo el viaje; aún así seguiré mi ruta al Este y cumpliré mi sueño (se que lo entiendes, gracias infinitas).

En dos días viajo a Dubai a visitar a Txema (mi compañero en Argelia) un cambio de escenario antes de la etapa en Asia y del segundo reencuentro con Eneritz en Delhi.
Mas de 1001 recuerdos...

Para ubicarse

domingo, 12 de febrero de 2012

Los parques "tarzanos"

Tras el paso por el paradisíaco Zanzibar, volvimos Lara y yo a Dar para recoger mi pasaporte con el visado indio, lo que hicimos en la tarde del lunes 23 de Enero; no fue fácil, porque el conductor del Piri-piri (motocarro a modo de coco-taxi cubano) no tenía muchas luces y era incapaz de saber donde teníamos que ir a pesar de preguntar a toda la ciudad, finalmente le tuvimos que indicar nosotros donde era! Unos momentos de tensión porque yo quería ese pasaporte y veía pasar los minutos perdidos por quien sabe donde.

Ya con el pasaporte en la mano fuimos a Arusha, ciudad al norte de Tanzania de donde parten la mayoría sino todos los tours por los parques nacionales más famosos, Serengeti (quién no ha visto un documental de la 2 en el que no lo nombren?) Ngorongoro, Manyara y Taragire. Para ir hasta Arusha tomamos un bus de una compañía (Asi-Baba o así) no de las recomendadas porque no oímos el despertador, y vaya infierno de viaje 10 horas bajo el sol parando en todos los rincones del país.

Por fin llegamos a Arusha denoche y cogimos un taxi al hostel elegido, una casa donde residen algunos voluntarios que trabajan en la zona, después de cenar sopa con noodles de las reservas de comida de la mochila fuimos a descansar que por la mañana tocaba pelea con las agencias de tours para conseguir un buen precio.

La negociación con las agencias fue más rápida de lo esperado y comparando con los precios de las ofertas que teníamos de Dar, rápidamente vimos que era más barato así que nos decantamos por una compañía LASI, que salía ese mismo día con una pareja de australianos. Claire "clara" y Carl; la presentación de Clara - Lara y Carl - Carlos fue de lo más graciosa "what??".

Esa misma mañana del 25 de Enero arrancamos en dirección al Lago Manyara un parque de los "pequeños" que tiene un poco de todo, bosque tropical lleno de monos y aves, llanuras de sabana con algún león despistado y el lago con flamingos que esta época que le dan un tono rosado al agua, además de los hipopótamos y elefantes que se encuentran en todas partes.

El parque está muy bien, pero sin duda el plato fuerte del tour vendría los días siguientes en el Serengeti y el Ngorongoro. Para visitar el parque del Serengeti invertimos dos días el primero al sur del parque, fuera de los límites, donde en esta época al final de la estación húmeda se encuentra la migración.

La migración está formada por cerca de un millón de ñues y casi la mitad de cebras que se mueven a lo largo del año de norte a sur y regresan. En el norte lo más conocido es el paso del rio Mara cuando los cocodrilos atacan a los ñues que cruzan el río (los típicos documentales de la 2 a la hora de la siesta...). En las extensas llanuras del sur pastan la hierba nueva mientras las hembras se preparan para dar a luz; por lo que el número de depredadores se multiplica en la zona. En esa zona vimos una familia de 10 leones dando buena cuenta de un ñu, un par de gepardos descansando y hienas y mas leones...

El día siguiente 27 de Enero de 2012 lo pasamos completo explorando el Serengeti, que comparado con lo del día anterior parecía vacío, son enormes explanadas de hierba alta donde es complicado ver animales en las horas centrales del día, aún así en las zonas rocosas pudimos ver leones, gepardos, mas leones, además de los clásicos elefantes que plagan Africa...

Al día siguiente seguimos visitando el Serengeti con igual suerte, leones, leopardos etc etc a pesar del éxito de ver todos los animales, se hizo un poco pesado el madrugón y las horas de coche en busca de los big 5 (león, leopardo, elefante, búfalo y rinoceronte). Ya por la tarde abandonamos el Serengeti para ir a dormir al anillo del cráter del Ngorongoro, en un camping con unas vistas del volcán extinguido increíbles.

Ya por fin el 29 de Enero, visitamos el parque del Ngorongoro, el lugar que probablemente tenía más ganas de visitar antes de empezar mi aventura africana, y sin duda el parque tanzano que mas me gustó, porque coincidió con la migración y estaba lleno de ñues y cebras,  y precisamente ese dia se pusieron a parir alli delante nuestro los ñues, mientras las hienas intentaban comerse las crias y las madres trataban de proteger a los recién nacidos. Alguna hiena recibió una cornada de la madre! Un espectáculo en medio de un paisaje increíble rodeados de animales por todas partes. Me encantó la despedida de Africa.

Digo despedida de Africa porque aunque hasta el 2 de Febrero no salí de Dar es Salaam, y aún visitamos el parque del Tarangire, después del Ngorongoro nada me impresionó tanto. 

En Arusha de vuelta del Tour, me despedí de Lara que partió al norte, a Nairobi; donde debería haber terminado mi aventura africana según los planes viajeros, que están para no cumplir. 
 
Primeros elefantes tarzanos

El crater del Ngorongoro

Una familia de leones a la sombra

El gepardo bilbaino

Así me quedé después de comer todo el polvo del Serengeti

Vita 1

Un búfalo con peluquero

Elefante (como no)

Tenéis que buscar una leona entre las ramas

Vita-2

Vita-3

Así se me quedó el ojo después de buscar a mis amigos los leones

Leoncitos

Mira que estaba fácil encontrar leones, solo había que venir a Tanzania

Un nuevo ñu

Los últimos 4 elefantes africanos... de momento

El mercado masai, chancletismos de neumáticos para todos!

Follow by Email