miércoles, 15 de febrero de 2012

Resumen Africa

Desde la base del Klimanjaro, viendo sus nieves a 30 grados de temperatura, escribo esta entrada de resumen de la aventura africana.

Han pasado 3 meses desde que desembarqué en Johannesbusgo allá el 10 de Noviembre y desde entonces he estado en movimiento hasta aquí, Arusha/Moshi (Tanzania), a 273Km de Nairobi el que iba a ser mi destino final de esta etapa, pero que cambié por Dar es Salaam sin darme cuenta de que iba a estar tan cerca de mi Nairobi!

Ahora me tengo que meter 10 horas de bus africano para poder tomar el vuelo que me saque de este continente. La verdad que esta compañía Klimanjaro Express está muy bien, con asientos anchos y saliendo en hora! Para ser mi último viaje no está nada mal.

La verdad que la aventura africana ha sido increíble, viajando solo en lo desconocido, mi primera experiencia en el continente negro y desde luego que repetiré!

Me preguntó ayer una alemana en el camping del Tarangire, con la que coincidí hace un mes en un safari en Zambia "volverás a Africa?" y le contesté "eso espero" y me sonrió y me dijo "entonces regresarás, áfrica es un NO rotundo o es para toda la vida" ella viaja con un land rover amarillo por Africa desde hace 20 años o más y todavía se sorprende a diario de las cosas que le pasan aquí y de lo que descubre.

Y eso mismo es lo que más me ha enganchado de esta parte del viaje, el no saber por la mañana de cada nuevo día que iba a ser de mi, un día, una aventura, un viaje en si mismo.

Levantarte con el sol a eso de las 6 y 12 horas por delante por explorar, gente por encontrar, y lugares por admirar.

Me han preguntado muchas veces que es lo que más te sorprende del viaje y siempre trato de explicar esto que os he contado arriba, explicado en mi inglés tiene que ser complicado de entender. Otros contestan a esa pregunta que se sorprenden más por la gente vas encontrando por el camino, locales y viajeros; no les falta razón, millones de conversaciones en 3 meses con gente de todo el mundo poniendo en el mapa ciudades, aprendiendo de lugares, aventuras y culturas diferentes; algunos amigos y muchos contactos y recomendaciones para las próximas etapas.

Han sido 7 países: Sudáfrica, Namibia, Botswana, Zimbabwe, Zambia, Malawi y Tanzania; muy diferentes entre ellos aunque desde fuera y antes de estar los hubiera metido en un mismo saco. Intentaré resumir vagamente cada uno.

Sudráfrica, el más desarrollado, un gran país para recorrer, mi primer contacto con el continente y en la mejor compañia Eneritz, el primer reencuentro :)

Namibia: la gran sorpresa, paisajes del desierto que no olvidaré; encontré a Roberto un amigo en la ruta.

Botswana: país sin problemas económicos y sin desarrollar; el país del Delta del Okavango, el país de mi experiencia overlanding.

Zimbabwe: un país saliendo de la crisis, sólo conocí las cataratas victoria, y me llevo de recuerdo mi cicatriz en la nariz para toda la vida.

Zambia: un país pobre sobre todo las zonas rurales, el país de South Luangwa, mis primeros leones! Mi primera experiencia en bus africano; mis navidades y nochevieja viajeras, gracias Hanni y David por dejarme acompañaros.

Malawi: el país más pobre que visité, Nsima (pasta de maíz) pollo y pescado para comer; el país del lago Malawi el paraíso de agua dulce; el Ilala y Lars, Hugh y Libby, Snow y Jeff, las profes belgas, Eli y Max (otra vez)...

Tanzania: el país de la mezcla, esencia de africa con toques árabes e influencias indias; el país del paraiso salado Zanzibar y de los parques naturales, sin duda Ngorongoro por esa hora mágica en la que vimos nacer ñues, leones, hienas atacando las crías...un espectáculo! Gracias Lara por lo bien que salió todo.

Algunos me han preguntado por la comida africana, y aunque he perdido algún que otro kilito de mis reservas pre-viaje debido en gran parte a la dieta galletaria y de chips picantes de las jornadas de bus, se puede decir que he comido bien, básicamente pollo y verduras.

En cuanto al morbillo de qué he comido, sí lo reconozco, he masticado gusanos secos al sol, moscas de esas gigantes y otras mas pequeñas junto a otros insectos no identificables como aperitivo de comidas, comestible pero sin más, sosote. He probado el cocodrilo (esta bueno, probablemente lo que más me ha sorprendido), cebra, ñu, impala, kudu y otros antílopes, pumba... nada como un buen txuletón del Simón, es que aquí hacen mucho la carne.

También probé en un puesto callejero una especie de tubo de carne que estaban friendo y resulto ser intestino de algo que me sonó a "ot"
-que? "cat" dije yo corrigiendo su inglés (jiji) haciendo una vocal triple a/o/a
-nooo "ot" "a veces hago gato cuando no hay ot" gracias por avisar! y me hace el gesto de un animal de unos 70cm.
- yo dije-"beef" (inchallah)
-nooo "ot, like this" y me señala un perro, what?? Perro? como los coreanos? me acordé de Li. Y me dice "similar", entonces llegó el australiano y me echo una mano y aliviar mi asquete, era "goat" cabra!!! Que alivio verdad? Solo a mi se me ocurre probar y luego preguntar... Pero estaba bueno (como siempre Txema).

Pero la comida por excelencia es la Nsima o su sinónimo en otros dialectos, una pasta de maíz que usan desde botswana hasta Tanzania; una especie de cemento insípido en si mismo, que se toma con la mano derecha (por supuesto), se hace una pelota que se mezcla con la salsa o lo que haya en el plato. Básicamente sirve para saciar el estómago de forma barata; al final le coges gustillo al pringue.

En cuanto a enfermedades raras, diré que no he pasado la malaria, a pesar de que me han picado todos los mosquitos africanos, tengo los tobillos que no cabe un pinchazo más; o la doxicilina que tomo cuando me acojono es muy buena o voy teniendo suerte... Que siga.

Lo más extraño pasó en Malawi cuando durmiendo dentro de mi mosquitera sentí algo andando por mi brazo, lo sacudí y segui durmiendo; por la mañana vi una salamandra dentro del recinto de alta seguridad que piensas que es la mosquitera... Y también maté una especie de escarabajo que salió de debajo de la mochila.

Sin darle más importancia seguí haciendo sublaguismo mientras el brazo se me iba calentando y poniendo rojo y picante. Blup una ampolla, blup blup blup unas cuantas ampollas. Picores, y sin saber que hacer. Como básicamente tenía dos focos de ampollas, usé en cada uno un antídoto, yodo en el más cercano a la mano y crema de hidrocortisona en el del codo, sin ninguna mejoría. Una pena no tener fotos de lo asqueroso que se puso el asunto. Así llegué al campamento de la playa de Livingstonia donde pregunté a la gente de por allí si sabían que era eso y me dijeron que había llegado un camión de overlanding con gente con lo mismo que venían de Zanzibar y era una irritación provocada por un escarabajo de allí, el que maté aquella mañana! Hablé con la guía del tour y me dijo que en 6 dias se iba pero que tuviera cuidado porque se expandía al explotar las ampollas... Y así era, tenían en el camión gente con toda la cara, el cuerpo... A mi sólo me saltó un poco al otro brazo y un punto en la rodilla derecha. A día de hoy tengo 2 manchas rosas de piel nueva en el brazo y nada más.

Aparte de las marcas del escarabajo hay algo más grave viajando por mi organismo, y es que en las aguas dulces de Africa se encuentra la Bilhazia o Esquistosomiasis (o algo así) una especie de larva que se mete a tu cuerpo por la piel al entrar en contacto con el agua, los mas alarmistas dicen que solo con remar en el lago Malawi, o nadar en el Delta del Okavango, es suficiente contacto con el parásito. En cualquier caso yo remé, nadé, me sumergí y hasta hice sublaguismo, así se supone que puedo tenerlo.

El parásito viaja durante 6 semanas hasta tu hígado y ahí se instala haciendo paté de foie. Pero en ese preciso momento hay que tomar el antídoto 40mg de nosequéina por kilo de peso de mi cuerpo que compre en Lilongue, Capital de Malawi antes de ver el lago, muy previsor.

Así que el 22 de Febrero, 6 semanas después de mi última inmersión en el lago tengo menú para el desayuno, 6 pastillacas de 600mg. Después cuando vuelva a casa me haré un análisis por si acaso.

Eso ha sido mi anecdotario enfermizo, la tripa bien, ni diarreas ni atascos; lo único que se me secan los ojos con tanto safari buscando leones parece que lloro sangre! Pero mereció la pena.

Esto ha sido Africa, si en Petra sentí que el viaje tenía sentido, este continente vale por todo el viaje; aún así seguiré mi ruta al Este y cumpliré mi sueño (se que lo entiendes, gracias infinitas).

En dos días viajo a Dubai a visitar a Txema (mi compañero en Argelia) un cambio de escenario antes de la etapa en Asia y del segundo reencuentro con Eneritz en Delhi.
Mas de 1001 recuerdos...

Para ubicarse

1 comentario:

  1. Que cantidad de vivencias en tierras africanas llevas en la mochila. !001 se me hacen pocas para todo lo que has pasado y visto. Seguro que regresas :).
    El mapa con la ruta impresiona mucho.
    Que envidia!!!
    A seguir disfrutando como tu sabes

    ResponderEliminar

Follow by Email