domingo, 12 de febrero de 2012

Los parques "tarzanos"

Tras el paso por el paradisíaco Zanzibar, volvimos Lara y yo a Dar para recoger mi pasaporte con el visado indio, lo que hicimos en la tarde del lunes 23 de Enero; no fue fácil, porque el conductor del Piri-piri (motocarro a modo de coco-taxi cubano) no tenía muchas luces y era incapaz de saber donde teníamos que ir a pesar de preguntar a toda la ciudad, finalmente le tuvimos que indicar nosotros donde era! Unos momentos de tensión porque yo quería ese pasaporte y veía pasar los minutos perdidos por quien sabe donde.

Ya con el pasaporte en la mano fuimos a Arusha, ciudad al norte de Tanzania de donde parten la mayoría sino todos los tours por los parques nacionales más famosos, Serengeti (quién no ha visto un documental de la 2 en el que no lo nombren?) Ngorongoro, Manyara y Taragire. Para ir hasta Arusha tomamos un bus de una compañía (Asi-Baba o así) no de las recomendadas porque no oímos el despertador, y vaya infierno de viaje 10 horas bajo el sol parando en todos los rincones del país.

Por fin llegamos a Arusha denoche y cogimos un taxi al hostel elegido, una casa donde residen algunos voluntarios que trabajan en la zona, después de cenar sopa con noodles de las reservas de comida de la mochila fuimos a descansar que por la mañana tocaba pelea con las agencias de tours para conseguir un buen precio.

La negociación con las agencias fue más rápida de lo esperado y comparando con los precios de las ofertas que teníamos de Dar, rápidamente vimos que era más barato así que nos decantamos por una compañía LASI, que salía ese mismo día con una pareja de australianos. Claire "clara" y Carl; la presentación de Clara - Lara y Carl - Carlos fue de lo más graciosa "what??".

Esa misma mañana del 25 de Enero arrancamos en dirección al Lago Manyara un parque de los "pequeños" que tiene un poco de todo, bosque tropical lleno de monos y aves, llanuras de sabana con algún león despistado y el lago con flamingos que esta época que le dan un tono rosado al agua, además de los hipopótamos y elefantes que se encuentran en todas partes.

El parque está muy bien, pero sin duda el plato fuerte del tour vendría los días siguientes en el Serengeti y el Ngorongoro. Para visitar el parque del Serengeti invertimos dos días el primero al sur del parque, fuera de los límites, donde en esta época al final de la estación húmeda se encuentra la migración.

La migración está formada por cerca de un millón de ñues y casi la mitad de cebras que se mueven a lo largo del año de norte a sur y regresan. En el norte lo más conocido es el paso del rio Mara cuando los cocodrilos atacan a los ñues que cruzan el río (los típicos documentales de la 2 a la hora de la siesta...). En las extensas llanuras del sur pastan la hierba nueva mientras las hembras se preparan para dar a luz; por lo que el número de depredadores se multiplica en la zona. En esa zona vimos una familia de 10 leones dando buena cuenta de un ñu, un par de gepardos descansando y hienas y mas leones...

El día siguiente 27 de Enero de 2012 lo pasamos completo explorando el Serengeti, que comparado con lo del día anterior parecía vacío, son enormes explanadas de hierba alta donde es complicado ver animales en las horas centrales del día, aún así en las zonas rocosas pudimos ver leones, gepardos, mas leones, además de los clásicos elefantes que plagan Africa...

Al día siguiente seguimos visitando el Serengeti con igual suerte, leones, leopardos etc etc a pesar del éxito de ver todos los animales, se hizo un poco pesado el madrugón y las horas de coche en busca de los big 5 (león, leopardo, elefante, búfalo y rinoceronte). Ya por la tarde abandonamos el Serengeti para ir a dormir al anillo del cráter del Ngorongoro, en un camping con unas vistas del volcán extinguido increíbles.

Ya por fin el 29 de Enero, visitamos el parque del Ngorongoro, el lugar que probablemente tenía más ganas de visitar antes de empezar mi aventura africana, y sin duda el parque tanzano que mas me gustó, porque coincidió con la migración y estaba lleno de ñues y cebras,  y precisamente ese dia se pusieron a parir alli delante nuestro los ñues, mientras las hienas intentaban comerse las crias y las madres trataban de proteger a los recién nacidos. Alguna hiena recibió una cornada de la madre! Un espectáculo en medio de un paisaje increíble rodeados de animales por todas partes. Me encantó la despedida de Africa.

Digo despedida de Africa porque aunque hasta el 2 de Febrero no salí de Dar es Salaam, y aún visitamos el parque del Tarangire, después del Ngorongoro nada me impresionó tanto. 

En Arusha de vuelta del Tour, me despedí de Lara que partió al norte, a Nairobi; donde debería haber terminado mi aventura africana según los planes viajeros, que están para no cumplir. 
 
Primeros elefantes tarzanos

El crater del Ngorongoro

Una familia de leones a la sombra

El gepardo bilbaino

Así me quedé después de comer todo el polvo del Serengeti

Vita 1

Un búfalo con peluquero

Elefante (como no)

Tenéis que buscar una leona entre las ramas

Vita-2

Vita-3

Así se me quedó el ojo después de buscar a mis amigos los leones

Leoncitos

Mira que estaba fácil encontrar leones, solo había que venir a Tanzania

Un nuevo ñu

Los últimos 4 elefantes africanos... de momento

El mercado masai, chancletismos de neumáticos para todos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email