martes, 28 de febrero de 2012

Taj Mahal

Abandonadas tierras emiratíes (el feudo de Txema) el siguiente paso de mi viaje me era India, con el aliciente del reencuentro con Ene, así que la ocasión de disfrutar del país era inmejorable, tal y como resultó. Escribo todo en pasado y sabiendo que salió muy bien porque ya llevo 2 días en Bangkok (hoy es 28 de Febrero) y hablo del 5 de Febrero.

La llegada ya fue sorprendente porque fly emirates llegó con retraso... Y porque allí entre los mostradores de inmigración apareció la sonrisa más bonita, allí pequeñita como es ella estaba; con unas enormes de saltar la cinta esperé la cola hasta poder abrazarnos...

Desde Delhi sin perder un minuto tomamos nuestro taxi a Agra, eran las 5:00 de la mañana cuando conocimos a Chetan, el que sería nuestro chófer y testigo de las risas que nos echamos durante las tres semanas juntos. El conductor resultó ser algo inestable y caprichoso con las comisiones de los hoteles y comercios, un tio majo a pesar de todo y sobre todo un santo aguantando la selección de hoteles de Ene, ni los de CSI hacen un examen tan exhaustivo de los baños cuando hay un crimen, es lo que tiene viajar con alguien que le encantaría vivir en la estación internacional sin una mota de polvo.

Ya de mañana sin dormir aún por la emoción llegamos a Agra, vaya ciudad mas horrible, pero daba igual. Tras elegir hotel (rápido para lo que fueron otros destinos) nos dirigimos a contemplar el Taj Mahal, impresionante, lo hicimos con un guía que nos fotografió como a si fuéramos estrellas del pop. Es una construcción bellisima pero creo que hubiéramos disfrutado más otro día durmiendo unas horas más, aun así es un espectáculo verlo (sigue ganando Petra entre las maravillas del mundo, por supuesto).

En Agra empezamos a disfrutar de la comida india, que delicia de picante! Mucho más que pollo y arroz que decían los australianos de Tanzania.

Antes de ver el atardecer con vistas al Taj, aún visitamos el fuerte de Agra y echamos una siesta, el día fue de muchas emociones y prontito a la cama.

La mañana siguiente rumbo a Bundi, paramos en Fathepur Sikri (no se como se escribe...) un fuerte espectacular con un recinto de templos admirable. Allí Ene sufrió descalzarse y andar sobre excrementos de palomas, como echaste de menos los "jimmy chus" (nombre con el que bautizamos a las fundas para los pies que te dan al visitar el taj mahal).

Después de la visita y unas horas de coche, llegamos a Ranthanbore, una reserva de tigres, en la que únicamente hicimos noche, después del éxito leonino del fin de mi estancia en Africa no había porque obsesionarse con otra especie y "gastar" la vida persiguiendo un animal.

Con la gran vista del Taj Mahal de fondo y su historia romántica anti-romántica, se produjo el segundo reencuentro del viaje. La parte romántica de la historia es que el Taj Mahal lo construyó un rey de la zona para honrar a su mujer preferida (tenía varias) una vez muerta, sin embargo era solo un adorno de la que iba a ser su propia tumba el Taj negro, que empezó y nunca terminó al otro lado del rio. O eso entendí yo al guía a saber que nos contó...!?

Una maravilla

El primer fuerte de tantos que visitamos

Fathepur, que freskito matinal!

Más freskito

Aquí de prestadillo para las ofrendas

Con los colegas de Fathe, la de fotos que se han hecho con nosotros... será por ella! la que todavía tenía los pies en el suelo sin levantar los dedos
Jimmy Chus

3 comentarios:

  1. Jur jur, una cosa es querer vivir en la estación internacional y otra ducharte sobre un desagüe con más vida de la que se puede encontrar en el Amazonas..

    Gran lección aprendida la de los Jimmy "Chus".. no se puede salir de casa sin ellos..!!

    Así es, historia romàntica con más componente antiromántico.. porque al final están enterrados juntos pero por fuerza mayor.... hombres!!

    Et bien sûr, bonito y ansiado reencuentro en inmigración..!! :) :) :) :) Aunque por un momento temí ser detenida por el espectáculo de saltos y aspavientos que di mientras el que estaba delante de ti flipaba con mis acrobacias ante tu miopía no tratada, hasta que decidió avisarte de que tenías allí mismito una danza privée sólo para ti :)

    ResponderEliminar
  2. P.D.: el no-levantamiento-de-dedos fue sólo para la foto bollywoodiense...... con lo bien que se andaba de puntillas..!!

    ResponderEliminar
  3. Del Agra horrible no podemos dar fé, el Tal Mahal y el fuerte precioso.
    Ene no es que sea escrupulosa con los baños, es sólo que no quiere quitarte la exclusiva de los más exóticos.
    Me imagino la escena en el aeropuerto, jajajaja

    ResponderEliminar

Follow by Email